Como las fricciones  mentales influencian en la  vida familiar

Queridos  amigos que acompañan  la  Comunidad Famíliar – Armonia Familiar. Muchas gracias.

Es con inmensa alegría que vamos estudiar en esta oportunidad el  tema: “Como las fricciones mentales influencian en la  vida familiar”.

 

En el  libro Para Realizar el Amor y la Oración, la pág. 112, el Prof. Seicho Taniguchi explica: “La vida es como un  escenario creado por Dios. (Dios no crea el guión , pero si el escenario y los actores .) Dios crea sus infinitas ‘ramificaciones’ , que son Hijos de Dios , y ellos , como actores, representan várias piezas. Asi, en esta  vida son  representadas  piezas de los  mas variados enredos: histórias de amores infelices, de lucha, de enfermedad, de Armonia, etc.”

Continuando en el  libro, en la pág. 113: “El  artista que llamamos  de ‘ser humano’ se encarga de escribir, dirigir y representar la  pieza de su  vida.”

Como podemos percibir, nosotros mismos  tornamos nuestra vida un  paraíso o un  infierno, todo depende de que  “escribimos” en la  pieza  teatral llamada vida.

Como nos enseña el Prof. Seicho Taniguchi, el “ser humano” se encarga de escribir, dirigir y  representar. Naturalmente el  hace  todo eso através de la  mente. Si comparamos  la  mente, a un motor, el combustible para hacer funcionar la mente es, sin duda, el  pensamiento. Y Cuando colocamos un adictivo llamado sentimiento, la mente funciona con mas potencia.

Si ese combustible, que es el pensamiento, y el adictivo, que es el sentimientos, produce  a vibración de bondad, amor, confianza, etc,se  manifestará en la vida de esa familia solamente la felicidad. Por lo tanto, si los pensamientos y  los sentimientos fuesen de ódio, amargura, desconfianza y  cicatrices, en esta  familia, lamentablemente, vivirá  una vida deplorable.

 

El libro La  Verdad de la  Vida, volumen 40 contiene muchos  asuntos interesantes, entre  ellos, me gustaría  abordar sobre el capítulo: “Sentir gratitud de modo natural y  dócil”. En la página 137, el  autor, Sagrado Maestro Masaharu Taniguchi dice: “Existen muchas personas que se quejan del padre, considerándolo  intransigente y  egocéntrico. Con todo, en la  mayoría  de las veces, no es exactamente el Padre pueden ser  los Hijos. El Hijo  niega El Hecho de estar odiando al padre o a la madre, porque eso a él le causa sentimiento de culpa. Entonces, conscientemente cree que está amando a los  padres, mas en el subconsciente los odia. Ese conflicto mental entre el consciente y  el subconsciente genera un gran sufrimiento al hijo y   se manifiesta como anormalidad en la salud, en el comportamiento o en la    personalidad. “Es así  que , percibimos como la  mente se manifiesta en el  cuerpo. Imaginen cuando  el  conflicto aumenta. Creo que todos saben que es una pena,  existan  famílias, que podemos decir que viven una “guerra declarada”, como conflictos conjugales, Hermanos  que no se amam, matrimonios  que no  se respetan, etc. Naturalmente, esas fricciones  mentales no  conducirán a los miembros de estas  familias para una vida digna de Hijo  de Dios.

 

El  modo de Vivir de Seicho-No-Ie consiste en ver la Imagem Verdadera de las  personas, cosas y hechos. Si yo  no  consigo ver a perfección en el  otro, no es por que el otro no fu creado a  Imagem y  Semejanza de Dios, mas, es porque en este  momento yo  no tengo la capacidad de ver lo bello en el  otro.

 

Aunque en el  libro La Verdad de la Vida, volumen 40, en la página 142, el Profesor Masaharu Taniguchi continua: “Si pasamos a visualizar siempre el mundo de la Imagen Verdadera, o el  mundo del Yo  verdadero y el  hombre autentico creado por Dios que habita ese mundo de la  Imagen Verdadera, comprenderemos que las personas que hasta entonces nos parecían despreciables, egoístas e insignificantes eran simples imágenes vistas a través de la lente de nuestra mente.” Basta entonces, limpiar esa lente mental. De que forma? A través de palabras que resalten el  Hijo de Dios  de Dios perfecto que existe en el  otro, de palabras de elogio, de gestos que manifiestan cariño, docilidad, etc.

 

Tengo certeza que, de esta  forma, aquello  que aparentemente era despreciable se manifestará como perfección, y, si los  miembros de una família procedieran  de esta  manera , vivirán una  vida de plena felicidad.

 

En la  página 171 del mismo libro, el sagrado maestro continua: “Concluye, asi , que el matrimonio  forma una  unidad, o  mejor, que el matrimonio y  los Hijos  forman una unidad. El Hijo enferma cuando mentalmente los padres no están en armonía.” Eso  no sucede solamente entre los padres e Hijos. Puede suceder  que el matrimonio enferme  en  virtud de la  desarmonia. Todo eso sucede porque las  mentes se comunican; y es mas fuerte entre familiares, y en especial con padres e Hijos.

Como podemos percibir en este  estudio, la mente en conflicto dentro del hogar repercute en la infelicidad de los  hijos. Es necesario reflexionar  en este  momento: “Cual es mi  postura mental en relación  a los  familiares, en que yo necesito cambiar  para hacer de mi  hogar  un paraíso?”. Reflexione y  decida firmemente practicar a doctrina de Seicho-No-Ie, pues usted  merece ser feliz, su família merece ser feliz y sus descendientes merecen  recoger los frutos de  su esfuerzo y el  amor manifestado en  su día-a-día.

 

Deseo  que sea cada vez sean  mas felices,hasta  la próxima!

Muchas gracias .

 

Mario Gabriel França Silva

Preletor da Sede Interncaional