Misión Sagrada ES

Misión Sagrada

Misión Sagrada – Gratitud a Dios

La Misión Sagrada es un sistema de contribuciones, a través del cual se pueden realizar actividades de expansión de la doctrina Seicho-No-Ie.

Es el apoyo financiero para que las sagradas enseñanzas continúen difundiéndose a más personas. Contribuir con la Misión Sagrada es un acto de amor, en el que un hijo de Dios ofrece como gratitud por la oportunidad de conocer las enseñanzas, la misma oportunidad que tuvo a los demás.

El ex Supremo Presidente de Seicho-No-Ie, Prof. Seicho Taniguchi, escribió en el libro O Amor Tudo Cura (aún no editado en español):

“Cuando expresamos nuestra gratitud a Dios de esta manera concreta, es asombroso cómo recibimos de regreso decenas, centenas de veces más, el valor de nuestra ofrenda, lo que se comprueba por la experiencia de cualquiera que ya haya hecho una ofrenda. Esto sucede porque, cuando nuestra mente se sensibiliza y comienza a sentir gratitud y el deseo de retribuir a Dios, como la ofrenda del diezmo, los ojos de nuestra mente se abren y aparece la Mente divina”.

Más que una contribución, la Misión Sagrada es un acto de amor, de quien sintió en su corazón el llamado a ser parte de la obra de salvación de la humanidad, a través del Movimiento de Iluminación de la Humanidad – Movimiento Internacional de Paz por la Fe, iniciado por Seicho-No-Ie. Es, por tanto, una acción de beneficencia, que tiene como objetivo manifestar la Imagen Verdadera de Perfección y Armonía del prójimo como señal de gratitud a Dios.

 Es una acción meritoria, que sin duda regresará en forma de felicidad a sus donantes.

 

 

MISIÓN SAGRADA Y GRACIAS A LOS ANTEPASADOS

Los antepasados son las raíces de nuestra vida. En un árbol, cuando las raíces están bien fertilizadas, las hojas y los frutos se desarrollan por completo. De la misma manera, en nuestra vida, cuando oramos con reverencia a nuestros antepasados, la familia se desarrolla maravillosamente, con salud y prosperidad.

Al cooperar con la Misión Sagrada, la persona se convierte en Apóstol de la Misión Sagrada, y así, los karmas negativos de los antepasados de la persona – y, obviamente, también los karmas negativos propios – se purifican, como se describe en la Sutra Alabanza a los Apóstoles de la Misión Sagrada:

“Aunque en una familia haya, desde el remoto pasado, un cúmulo de karmas negativos impidiendo la iluminación, si uno de sus miembros se concientiza de la sagrada misión y se eleva al grado de apóstol, la gracia llenará el Universo infinito y se extinguirá el karma maléfico de todos y cada uno de los miembros de esa familia. Entonces, es obvio que se extinguirá el karma maléfico de los propios apóstoles de la Misión Sagrada…”. (Alabanza a los Apóstoles de la Misión Sagrada, Masaharu Taniguchi, © Zaidan-Hojin, Seicho-No-Ie-Shakaijigyodan – 1988).

 

¿QUÉ SIGNIFICA SER MIEMBRO DE LA MISIÓN?

Ser miembro de la Misión Sagrada significa estar “Dedicado a la Iluminación de las Personas” con la misión de llevar la Llama de la Verdad a los hombres, iluminando y despertando al Hijo de Dios Perfecto, la naturaleza Divina como Dios la creó. El Dedicado a la Iluminación actúa como un ángel de Luz, ayudando al Movimiento de Iluminación de la Humanidad /Movimiento Internacional de Paz por la Fe de Seicho-No-Ie, a través de las oraciones y contribución monetaria a la divulgación de la Verdad Suprema. El mérito de ser miembro de la Misión Sagrada y realizar el trabajo apostólico hace que la persona alcance el estado diamantino de iluminación. Esto se debe a que el que salva al prójimo se salva a sí mismo.

Habla con nosotros

+55 11 5014-2222

americalatina@sni.org.br

Av. Engenheiro Armando de Arruda Pereira, 1.266, Jabaquara, São Paulo-SP, Brasil - Cep: 04308-900